2 Samuel 9:1-13



INTRODUCCION: Hay historias en la Biblia que nos sirven para ilustrar la voluntad de Dios para nosotros; es decir que a través de la vida de algunos hombres y mujeres la Palabra nos enseña más fácilmente lo que Dios desea para nosotros.


Hoy traigo un mensaje especial, una invitación de parte de Dios para tu vida. Un mensaje que cambiará tu perspectiva, tu manera de vivir, por el llamado que Dios te hace hoy.


Para poder entender este mensaje, es necesario leer 2 Samuel 4:1-4


Dice la Biblia que cuando se supo de la muerte de Saúl y sus hijos, en el afán de la huida por parte de la niñera, el pequeño nieto de Saúl sufrió una lesión que lo dejó inválido.


Mefiboset era un príncipe que vivía en palacio, pero a causa del pecado de Saúl por haber desobedecido a Dios, Saúl es desechado y ahora él y sus hijos han muerto, y los que vivían en palacio ahora tienen que huir.


…Y es que el pecado de una persona no solo le hace daño a esa persona, sino a los que lo rodean. Mefiboset, disfrutaba de todos los beneficios de estar en el palacio del rey.



Eso mismo sucedió con Adan y Eva en el jardín del Eden, al ocurrir la tragedia apareció el temor y Mefiboset sufrió una caída que lo dejó invalido por el resto de su vida. De la misma manera sucedió cuando entro el pecado al mundo, La Biblia dicen en Romanos 3:23, la humanidad sufrió una caída que la ha dejada incapacitada para siempre en la tierra, pero así como David se acordó del pacto o de la promesa que había hecho a Jonatan, Dios también se acordó de la promesa que había hecho al hombre que enviaría al salvador, al mesías y ese mesías vino a morir en la cruz por ti y por mi, y hoy nos llama y nos dice: “Sal de Lodebar, ven y siéntate a mi mesa”.



La condición en la que se encuentra el pecador es: alejado de Dios, lejos del Rey, inutilizado por la caída y con un futuro incierto y sin esperanza, escondido en Lodebar. Pero hoy te traigo un mensaje de esperanza.


Por temor, Mefiboset se hallaba alejado de David, la persona que podía hacerle bien. En el Jardín de Edén, cuando Adán fue creado estaba destinado a tener señorío sobre la tierra y al igual que Mefiboset pertenecía a la familia real estaba destinado a gobernar, sin embargo había perdido ese derecho a gobernar debido al pecado de su abuelo Saúl. Así mismo Adán cayó en pecado y perdió el derecho a reinar. En tal condición se fue a esconder de Dios por temor al igual que Mefiboset se escondió de David.



Mefiboset vivía ignorante de los planes de David para con el, y era necesario que alguien le llevara la buena noticia. Tu que hoy estás alejado de Dios, que estas alejado del Rey sin darte cuenta que el Rey te quiere bendecir, déjame decirte que este mensaje es para ti, así como Mefiboset, incapaz de
solucionar su problema, el hombre sin Dios esta en igual condición, pero hoy he venido a decirte que el rey te llama, Acepta su llamado.



1). EL CUMPLIMIENTO DE UNA PROMESA.


Leamos 1 Samuel 20: 13-17. La Biblia nos dice que David hizo un pacto, una promesa con Jonatán, consistente en que Jonatán avisaría a David en caso de que Saúl quisiera matarlo, y por parte de David, que en caso de que fuera rey algún día, a no apartar la misericordia de la familia de Jonatán; puesto que en Israel era costumbre que cuando un rey subía al trono, matar a todos los descendientes del rey anterior.


Pasaron aproximadamente unos 24 años, y dice la Biblia que Saúl, murió y con el sus hijos incluido Jonatán. 1 Samuel 31.. Después de la muerte de Saúl, David fue nombrado rey de Judá y finalmente de todo Israel.


En el versículo 1 del capitulo 9, la Biblia da a entender que después de mucho tiempo, David se acordó de una promesa, de un pacto que había hecho con su amigo y quiso cumplirlo. David preguntó a sus siervos si acaso había alguien de la casa de su amigo Jonatán a quien el rey pudiera hacerle misericordia.


Es entonces cuando aparece Siba, que había sido sirviente en la casa de Saúl y responde que aun había quedado un hijo de Jonatán, pero le hace una aclaración al rey, “está lisiado de los pies”.



Versículo 4: Mefiboset estaba escondido en “Lodebar”. Lodebar era una región al suroeste del río Jordán.
Este lugar estaba lejos de Jerusalén, este era un lugar estéril, lugar de miseria, un lugar frecuentado por los inválidos, por los pordioseros, los perseguidos políticos y los marginados por la sociedad. Allí habitaba Mefiboset.


Imaginemos la tragedia tan grande de este muchacho, después de ser parte de la familia real, de estar en la opulencia, de tenerlo todo, de nacer en cuna de oro, de un momento a otro convertirse en un don nadie y vivir escondido y para colmo de males inválido en otra ciudad, en Lodebar. Después de haber sido un príncipe, nieto del rey, ahora no tenia nada.



Pero en medio de ese panorama desolador de Mefiboset, hay una preocupación por parte del rey de cumplir su pacto, su promesa, y quiero decirte que la preocupación por bendecirte tiene su origen en el corazón de Dios. ALELUYA. Yo se los pensamientos que tengo a cerca de vosotros.. pensamientos de bien y no de mal..


Dios también ha cumplido su promesa, el ha enviado a Jesucristo, el Salvador el hijo de Dios… David se acordó de su promesa y mando a llamar a Mefiboset… Dios se ha acordado de su promesa y te llama hoy.. pero depende de ti…



2). EL LLAMADO DEL REY. Versículo 5-6.


De pronto un día alguien tocó a la puerta de la casa donde vivía Mefiboset, al abrir alguien le dice “Vengo de parte del rey a traer un mensaje para Mefiboset”, y hoy también yo he venido de parte del Rey a traerte un mensaje. ALELUYA.


- La situación de Mefiboset era de muerte, Pero el rey quería favorecerlo


- Nuestra situación también es de muerte a causa de nuestro pecado, pero el Rey quiere favorecernos. ALELUYA.

-

Dios en Cristo ha hecho un pacto de salvación, de libertad y de gozo con cada uno de nosotros. El costo de ese pacto ha sido la vida de su único Hijo Jesús y a diferencia del pacto hecho entre David y Jonatán, esta promesa se ha llevado a cabo de una forma unilateral, Cristo ha cumplido en El su parte y la nuestra, es por eso que el Rey hoy te llama para beneficiarte. A TODOS LOS QUE LE RECIBAN, A LOS QUE CREEN EN SU NOMBRE LES DA EL DERECHO DE SER HIJOS DE DIOS. ALELUYA.


Dios te llama hoy, el Rey conoce tu condición, tus decepciones y quiere cambiar para siempre el rumbo de tu existencia. Tu que hoy estás en Lodebar, el rey te llama a Jerusalén , te llama a una vida digna y llena de bendiciones. ALELUYA. Una vida de abundancia Juan 10:10



3) EL REY QUIERE FAVORECERTE, INDEPENDIENTEMENTE DE TU SITUACION.



La Biblia nos señala en cuatro (4) ocasiones que Mefiboset comería a la mesa del rey. Este hombre sin merecerlo recibió un amor incondicional, así como usted y yo. JUAN 3:16.


El rey hizo un llamado, pidió que Mefiboset, el hijo de Jonatán se presentara ante el. Mefiboset obedeció, se presentó ante el rey con sus temores, con su autoestima por el suelo pues decía que era un “perro muerto”, pero para su sorpresa el rey lo mira y le dice “No te traje aquí para hacerte mal, sino para decirte que por amor a tu padre, te devolveré todo lo que era de tu abuelo....(Restitución) y además quiero que te mudes al palacio y que vengas a vivir con migo y que te sientes a mi mesa. ALELUYA.


Al igual que David tuvo misericordia de Mefiboset y lo hizo traer al palacio y lo sentó a comer a su mesa con el, Cristo nos ha buscado y nos ha traído a su reino y nos ha sentado a compartir con El en su mesa. AMIGO TU PUEDES HOY ACEPTAR LA INVITACION DE SENTARTE A SU MESA. ALELUYA.


Dios permanece fiel a su palabra y a la integridad de sus promesas.


La actitud de David es un reflejo del corazón de Dios para con el pecador. 1 JUAN 4:10 – Leer.



En el versículo 3, leímos que Mefiboset estaba cojo. Me llama la atención la alusión que se hace en el texto de este problema.


LEAMOS 2 SAMUEL 5:6-8 – David aborrecía a los lisiadios….!



Dice la Biblia que cuando David en batalla iba a tomar la ciudad de Sión, sus enemigos hicieron mofa de él y de su ejército, y le dijeron que a ese grupo de desarrapados hasta un ciego y un cojo los derrotarían. Cuando David triunfa, enojado e indignado, emite un decreto que a la letra decía: “Todo el que hiera a los jebuseos, suba por el canal y hiera a los cojos y a los ciegos aborrecidos del alma de David. Por esto se dijo: Ciego ni cojo no entrarán en la casa” (vers. 8) En otras palabras, Mefiboset tenía prohibido, por ser lisiado y cojo entrar a donde el rey habitaba. Entonces ¿cómo conciliar este asunto entre la palabra jurada por David a Jonatán y su necesidad de misericordia para
Mefiboset? ¿Habría solución a tal dilema?

La Biblia enseña que ésta es la misma situación nuestra delante de Dios Dice el apóstol Pablo que “Por cuanto todos pecaron están destituidos de la gloria de Dios” (Romanos 3:23). Ya no cojos ni ciegos físicamente, sino mutilados espiritualmente por el pecado nos está vedada la entrada a la presencia de Dios. David tenía una sola opción para cumplir con su promesa y hacer misericordia con Mefiboset: decir que ese hombre inválido y desechado por la sociedad, era de su familia… Así, nadie se opondría y echaría
en cara las palabras de David. Para Cristo Jesús su parte del pacto fue más difícil… el pagó por nuestra entrada al Reino de Dios, se exigía que alguien pagara por nuestros pecados. Jesús lo hizo. y nos convirtió en personas desconocidas, en sus príncipes …nos hizo sus hijos y ahora nos permite entrar confiados al trono de Su Gracia. Nos ha hecho sentar a su mesa. ALELUYA.
Y Tu amigo que nos visitas también puedes hoy sentarte a su mesa.


4) ESTANDO EN LA PRESENCIA DEL REY. Cuando Mefiboset llegó ante el rey tenía miedo. Versículo 7-8

1) El creía que el rey lo quería matar y sintió temor.

2) Mefiboset tenia una baja autoestima, PORQUE SE FIJA SU MAJESTAD EN ESTE PERRO MUERTO? – Hay personas que están en este mundo creyéndose un perro muerto, que ya no tienen perdón, pero quiero decirte el rey te llama a su mesa, no
importa tu condición.


3) El rey le dice: Te voy a tratar muy bien.

  • No tengas miedo por amor a tu padre te haré bien.
  • te devolveré todo lo que era de tu familia.
  • Comerás siempre a mi mesa. El tenía temor, pero era el rey quien le estaba entregando aquellas promesas.
  • A la mesa del Rey solo se sentaban sus hijos, su esposa y seguramente algunos ministros. Pero ahora Mefiboset tenía también este privilegio. Aquel tullido, despreciado, ahora estaba a la mesa como uno de los hijos del rey.
  • El rey puso a su disposición una gran cantidad de criados para que le sirvieran. Los beneficios de aquel pobre hombre fueron muchos y su vida cambió por la misericordia del rey.
  • El rey lo adoptó como hijo.

Dios quiere darnos una posición única, nos invita a su mesa y no toma en cuenta nuestra condición. Podemos sentarnos a la mesa del rey en un lugar de autoridad.
Hebreos nos dice “Entrad confiadamente al trono de la Gracia.”


CONCLUSION:


Versículo 10: Aquí pareciera haber una contradicción: Siba trabajaría para que Mefiboset tuviera que comer, pero Mefiboset comería a la mesa del rey. La única forma de entender esto es así: Siba proveería lo necesario por si acaso Mefiboset no quisiera comer a la mesa del Rey. El rey no lo obligaría por hambre a que cumpliera su deseo. Hoy quiero plantearle también dos (2) opciones:


1) puede seguir buscando en Lodebar que los afanes de la vida le den lo necesario para su subsistencia espiritual o,


2) puede confiar en el Rey y aceptar la invitación a sentarse a su mesa.


Usted que ha vivido una vida quebrantada, y ha procurado estar lejos, escondido en Lodebar, como si no quisiera ser encontrado, permítame decirle que Dios aun se acuerda
del pacto, y quiere traerte a su lado, quiere darte privilegios, quiere sentarte
a su mesa y darte una condición que no esperabas.


Podemos como Mefiboset sentir temor, pero el Rey quiere decirte que tiene pensamientos de bien para ti y quiere beneficiarte. El Rey te invita a sentarte a su mesa.
APOCALIPSIS 3:20, MATEO 11:28-30.


Además de la provisión de comida diaria, era un honor estar sentado en la mesa con el rey. El futuro de Mefiboset dependía del Rey.


El pecador que acepta la invitación a mesa de salvación goza de la provisión de la vida eterna. Tu futuro está garantizado.


ROMANOS 5:8


Por: Miguel Atencia Espinosa

Puedes descargar este y otros mensajes de www.predicandosupalabra.org

Visitas: 86973

Etiquetas: Tiempo, cambiar, de

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

Comentario por 1Griselle (Puerto Rico) el noviembre 10, 2010 a las 3:24pm
Aleluya!, gracias Señor por mirarme e invitarme a tu mesa!!! Gracias por ese privilegio de ser tu hija. Gracias Padre celestial por enviar a tu hijo para que yo fuese Salva!!!
Comentario por Sadith Yariela Morales Castillo el noviembre 7, 2010 a las 9:52pm
Gloria a Dios...El Señor está esperándonos con sus brazos abiertos, solo abre tu corazón y Él entrará,

Sobre

Interesantes Articulos

My Privacy Policy Page

Necesitas la Oracion

http://bit.ly/OREMOSADIOS

Si deseas que oremos por ti, tenemos hermanos intercesores orando 24 horas al dia. Oprime SOBRE LA FOTO.

© 2018   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio