El don de lenguas: ¿cuándo es verdadero y cuándo es falso?

El don de LENGUAS. Cuándo es del ESPÍRITU SANTO y cuándo no.

El don de lenguas es un tema controvertido. He buscado en la red y he encontrado cosas interesantes sobre el tema. Les dejo fragmentos de las webs que he visitado, con los correspondientes enlaces a esas webs, y pasajes de La Biblia referidos a los dones espirituales. Espero que con estas lecturas puedan aclarar sus dudas, si es que las tienen. Yo creo en los dones espirituales, incluido el de lenguas y a veces oro en lenguas en privado.
En las iglesias evangélicas se ven con frecuencia manifestaciones del don de lenguas que dejan muchas dudas acerca de que realmente vengan del Espíritu Santo.
Comenzamos con:
La venida del Espíritu Santo


Act 2:1 Cuando llegó el día de Pentecostés,(A) estaban todos unánimes juntos.

Act 2:2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;

Act 2:3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.

Act 2:4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Act 2:5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.

Act 2:6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua.

Act 2:7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan?

Act 2:8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?

Act 2:9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia,

Act 2:10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos,

Act 2:11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios.

Act 2:12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto?

Act 2:13 Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto.


Primer discurso de Pedro

Act 2:14 Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras.

Act 2:15 Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día.

Act 2:16 Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:


Act 2:17 Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;


Act 2:18 Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.


Act 2:19 Y daré prodigios arriba en el cielo,
Y señales abajo en la tierra,
Sangre y fuego y vapor de humo;


Act 2:20 El sol se convertirá en tinieblas,
Y la luna en sangre,
Antes que venga el día del Señor,
Grande y manifiesto;


Act 2:21 Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.(B)



1Co 12:28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 1Co 12:1-11


Comentario de Mateo Henry
Vv. 1-11.Los dones espirituales eran poderes extraordinarios otorgados en las primeras épocas para convencer a los incrédulos, y para difundir el evangelio. Los dones y las gracias difieren ampliamente. Ambos son dados generosamente por Dios, pero donde se da la gracia es para la salvación de los que la reciben. Los dones son para el provecho y salvación del prójimo; y puede haber grandes dones donde no hay gracia. Los dones extraordinarios del Espíritu Santo fueron ejercidos principalmente en las asambleas públicas, donde parece que los corintios hacían exhibición de ellos, al faltarles el espíritu de piedad y del amor cristiano.



Mientras eran paganos no habían sido influidos por el Espíritu de Cristo. Nadie puede llamar Señor a Cristo por fe, si esa fe no es obra del Espíritu Santo. Nadie puede creer en su corazón o probar por un milagro, que Jesús era Cristo, si no es por el Espíritu Santo. Hay diversidad de dones y diversidad de operaciones, pero todos proceden de un solo Dios, un solo Señor, un solo Espíritu; esto es, del Padre, Hijo y Espíritu Santo, origen de todas las bendiciones espirituales. Ningún hombre los tiene simplemente para sí mismo. Mientras más los use en beneficio de los demás, más favorecerán su propia cuenta. Los dones mencionados parecen significar entendimiento exacto y expresión de las doctrinas de la religión cristiana; el conocimiento de los misterios, y la destreza para exhortar y aconsejar. Además, el don de sanar a los enfermos, hacer milagros, y explicar la Escritura por un don peculiar del Espíritu, y la habilidad para hablar e interpretar lenguajes. Si tenemos algún conocimiento de la verdad, o algún poder para darla a conocer, debemos dar toda la gloria a Dios. Mientras más grandes sean los dones, más expuesto a tentaciones está el poseedor, y más grande es la medida de gracia necesaria para mantenerlo humilde y espiritual; y éste se hallará con más experiencias dolorosas y dispensaciones humillantes. Poca causa tenemos para gloriarnos en algún don concedido a nosotros, o para despreciar a los que no los tienen.



Comentarios de 1 Corintios:12, en el software e-Sordw
[1] 12.1-11 Los caps. 12--14 se dedican a otro tema planteado por los corintios (cf. 1 Co 7.1; 8.1): las capacidades o dones concedidos por el Espíritu Santo. Ellos habían dado excesivo valor al don de "hablar en lenguas" (véase 1 Co 12.10 nota j, y el cap. 14). En el cap. 13, Pablo muestra que el amor es superior a aquellos dones.

[2] 12.2 Cf. Hab 2.18-19. Pablo recuerda a sus lectores los impulsos emocionales que antes los habían arrastrado tras los ídolos, y les advierte (v. 3) que tales impulsos no son, en sí mismos, prueba de la presencia del Espíritu Santo.

Versión Reina Valera 2000
1Co 14:1 Seguid la caridad; y procurad [dones] espirituales, mas sobre todo que profeticéis.
1Co 14:2 Porque el que habla en lenguas, no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie le entiende, aunque [por] el Espíritu hable misterios.
1Co 14:3 Mas el que profetiza, habla a los hombres [para] edificación, y exhortación, y consolación.
1Co 14:4 El que habla lengua [extraña], a sí mismo se edifica; mas el que profetiza, edifica a la Iglesia (de Dios).
1Co 14:5 Así que, quisiera que todos vosotros hablaseis lenguas, pero [quisiera] más que profetizaceis, porque mayor [es] el que profetiza que el que habla lenguas, a no ser que interpretare, para que la Iglesia tome edificación.
1Co 14:6 Ahora pues, hermanos, si [yo] fuere a vosotros hablando lenguas, ¿qué os aprovechará, si no os hablare, o con revelación, o con ciencia, o con profecía, o con doctrina?
1Co 14:7 Ciertamente las cosas inanimadas que hacen sonidos, como la flauta o la vihuela, si no dieren distinción de voces, ¿cómo se sabrá lo que se tañe con la flauta, o con la vihuela?
1Co 14:8 Y si la trompeta diere sonido incierto, ¿quién se apercibirá a la batalla?
1Co 14:9 Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien significativa, ¿cómo se entenderá lo que se dice? Porque hablaréis al aire.
1Co 14:10 Tantos géneros de voces, por ejemplo, hay en el mundo, y nada hay mudo;
1Co 14:11 mas si [yo] ignorare la virtud de la voz, seré bárbaro al que habla, y el que habla será bárbaro para mí.
1Co 14:12 Así también vosotros; pues que anheláis [las cosas] del Espíritu, procurad ser excelentes para la edificación de la Iglesia.
1Co 14:13 Por lo cual, el que habla lengua [extraña], ore que [la] interprete.
1Co 14:14 Porque si yo orare en lengua [desconocida], mi espíritu ora; mas mi entendimiento es sin fruto.
1Co 14:15 ¿Qué pues? Oraré con el espíritu, mas oraré también con entendimiento; cantaré con el espíritu, mas cantaré también con entendimiento.
1Co 14:16 Porque si bendijeres con el espíritu, el que ocupa lugar de ignorante ¿cómo dirá amén a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho.
1Co 14:17 Porque tú, a la verdad, bien haces [acción de] gracias; mas el otro no es edificado.
1Co 14:18 Doy gracias a mi Dios que hablo lenguas más que todos vosotros;
1Co 14:19 pero en la Iglesia quiero [más] hablar cinco palabras con mi sentido, para que enseñe también a los otros, que diez mil palabras en lengua [desconocida].
1Co 14:20 Hermanos, no seáis niños en el sentido, sino sed niños en la malicia; pero perfectos en el sentido.
1Co 14:21 En la ley está escrito: Que en otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así [me] oirán, dice el Señor.
1Co 14:22 Así que, las lenguas son por señal, no a los fieles, sino a los incrédulos; mas la profecía, no [se da] a los incrédulos, sino a los fieles.
1Co 14:23 De manera que, si toda la Iglesia se juntare en uno, y todos hablan lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?
1Co 14:24 Mas si todos profetizan, y entra algún incrédulo o indocto, de todos es convencido, de todos es juzgado;
1Co 14:25 [porque] lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está en vosotros.
1Co 14:26 ¿Qué hay pues, hermanos? Cuando os juntáis, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación; hágase todo para edificación.
1Co 14:27 Si hablare alguno en lengua [extraña, sea esto] por dos, o a lo más tres, y por turno; mas uno interprete.
1Co 14:28 Y si no hubiere intérprete, calle en la Iglesia, y hable a sí mismo y a Dios.
1Co 14:29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen.
1Co 14:30 Y si a otro que estuviere sentado, fuere revelado, calle el primero.
1Co 14:31 Porque podéis todos profetizar uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados.
1Co 14:32 Y los espíritus de los que profetizaren, son sujetos a los profetas;
1Co 14:33 (porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz) como en todas las iglesias de los santos.

Comentario de Mateo Henry
Vv. 1-5.Profetizar, esto es, exponer la Escritura, se compara con hablar en lenguas. Esta (hablar en lenguas) atrae la atención más que la clara interpretación de las Escrituras; gratifica más al orgullo, pero fomenta menos los propósitos del amor cristiano; no hará el bien por igual a las almas de los hombres. Lo que no puede entenderse, no puede edificar. Ninguna ventaja puede recibirse de los discursos más excelentes si se entregan en una lengua tal que los oyentes no pueden hablar ni entender. Toda capacidad o posesión adquiere valor proporcionalmente a su utilidad. Hasta el ferviente afecto espiritual debe ser gobernado por el ejercicio del entendimiento, de lo contrario los hombres avergonzarán las verdades que profesan promover.


Falsificación del don de lenguas.
Los Corintios vivían en una ciudad pagana, licenciosa y extremadamente supersticiosa estaban afectados por la moralidad y filosofía pagana y es evidente que la superstición pagana había influenciado no solo su moralidad, sino también su juicio con respecto a las manifestaciones, o dones del Espíritu. Esto se ve en su falta de comprensión y por su abuso del don de idiomas. En el culto pagano, la palabra ininteligible, considerada como el lenguaje de un dios, desconocido por los hombres, como milagrosa y de gran poder. Los convertidos carnales de Corinto, que antes habían creído esto, no podían distinguir entre las experiencias y pretensiones psíquicas extáticas de los paganos y las verdaderas manifestaciones del Espíritu de Dios. Mientras que en el día de Pentecostés se hablaron lenguas vivas, algunos de estos corintios convertidos del paganismo habían corrompido el don de idiomas a algo a lo cual ya estaban acostumbrados en su anterior culto pagano, considerando como lenguaje celestial a las palabras sin sentido.


Glosolalia o don de lenguas.
El don de lenguas se ha registrado, a lo largo de los siglos, en numerosas culturas y situaciones. Pero, ¿cuál es la causa de estos extraños accesos?
Hablar en diferentes lenguas sin causa aparente es una de las técnicas que muchos chamanes y hechiceros de todo el mundo realizan, sobre todo si se trata de la lengua de los fantasmas, antepasados, espíritus, dioses y animales totémicos.
En en sentido más estrico, glosolalia se define como una enfermedad (en griego, glossa, "lengua"; y lalein, "hablar"), que afecta al lenguaje y que consiste que consiste en la invención de palabras adjudicándoles un significado. Esta enfermedad, la glosolalia, es padecida por todo tipo de peronas, sin importar la raza, como es el caso del conocido escritor estadounidense J. D. Salinger. (Continúa)


Ruego a Dios que este post sirva para aclarar las dudas de los cristianos que lo lean y que sea de edificación para la iglesia de Jesucristo.




Visitas: 40

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

1.MAESTRÍA en Teología y Estudios Bíblicos. Visitar este enlace:

http://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5966

2.DIPLOMA PROFESIONAL en Capellanía Cristiana. Visitar este enlace:

http://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5612

3.DIPLOMA en Estudios Bíblicos, . DALE AQUI:

http://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5798

4.DIPLOMA en Consejería Cristiana. Visitar este enlace:

http://www.institutobiblicohosanna.com/?p=5860

My Privacy Policy Page

Necesitas la Oracion

http://bit.ly/OREMOSADIOS

Si deseas que oremos por ti, tenemos hermanos intercesores orando 24 horas al dia. Oprime SOBRE LA FOTO.

© 2018   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio