Dr. Efraín Avelar.www.Bethania.com

Voy a enfocarme sobre 4 aspectos muy importantes, señalando a manera de introducción, que el apóstol San Pedro dedica 6 versos a la mujer, pero dedica tan solo el verso 7 para hablarle al hombre o a los maridos, la
pregunta que surge con relación a esto es ¿porqué Pedro le dedica 6 versículos a la mujer pero tan solamente le dedica 1 verso al varón?.

1ª. Pedro. 3:1 - “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,

3:2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

3:3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,

3:4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

3:5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;

3:6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza”

¿porqué Pedro le dedica 6 versículos a la mujer pero tan solamente le dedica 1 verso al varón? ¿a caso Pedro era discriminatorio? La respuesta es NO, hay dos razones de por que creo que Pedro dedico mas versos a la
mujer que al hombre, el primero de ellos es porque el tiempo que esto fue escrito la mujer estaba carente de derechos, antes la mujer era propiedad del padre, cuando la mujer se casaba pasaba a ser propiedad del marido, el marido podia despedir a la mujer con solo una carta, las mujeres eran como objetos utilizados para fines determinados, la mayoría para la procreacion de los hijos.

Cuando el Evangelio apareció en escena, vino a emancipar a la mujer y a darle su verdadero lugar, así que algunas mujeres se sintieron tan liberadas, especialmente las que estaban casadas con maridos inconversos, que pensaron que podían ser recíprocas y sacudirse a los maridos inconversos, entonces Pedro dice: No, no es así, aunque ustedes sean cristianas no deben dejar a sus esposos inconversos, sino deben ganarlos para Cristo.

La Segunda razón, es porque siempre es más complejo para una mujer atraer al marido al evangelio, que el hombre convertido lo haga con su esposa y sus hijos. Hasta el día de hoy, muchas mujeres luchan con eso,
así que en ese entorno vamos a compartir 4 grandes lecciones.

PRIMERO: La Sumisión, ¿Qué es la sumisión en la mujer?, al hablar de la sumisión no estamos refiriéndonos a una sumisión pasiva, en el sentido que la mujer no tenga derecho a externar sus ideas, la idea de que la
mujer este sometida al varón no es que esta, este carente de su personalidad y/o su dignidad. En segundo lugar la sumisión de la mujer no es servilismo, ninguna mujer cristiana puede ser obligada a desobedecer a Dios para obedecer al marido, la obediencia a Dios es más importante que la obediencia al marido. “La felicidad no es una condición sino una decisión”, la frase que refleja el equilibrio del matrimonio: “La autoridad (refiriéndose al varón), bondadosamente ejercida, debe equilibrarse en la mujer con la subordinación tranquilamente reconocida”.

SEGUNDA: La conducta, ¿Cómo debe ser la conducta en la mujer cristiana?, está se resume en la declaración del verso 2: “considerando vuestra conducta casta y respetuosa. “ , la palabra conducta se traduce como conducirse, y esta relacionada con comportamiento o con modales, en primer lugar, el comportamiento de la mujer cristiana debe ser un comportamiento casto, la palabra casto, quiere decir pura. Este pensamiento de santidad y de entrega para el esposo y para la esposa debe ser para toda la vida matrimonial, NADA
DESTRUYE TANTO EL MATRIMONIO Y LA VIDA DE LOS HIJOS COMO EL ADULTERIO, el adulterio es una MALDICION, toda persona que llega al matrimonio debe cuidarse para mantener una conducta SANTA, piadosa, que refleje a la mujer cristiana, las personas santas no solo son santas sino que lo parecen, toda mujer debe cuidarse para su esposo, nada deshonra y denigra tanto a la familia que los problemas de inmoralidad Sexual, Pedro dice: “las mujeres casadas tengan sus propios maridos”, usted NO TIENE NADA QUE HACER CON HOMBRES QUE NO SEAN SU ESPOSO, guárdese en santidad y decoro para el hombre que Dios le dio para ser su esposo porque es parte de la conducta cristiana. En segundo lugar, la conducta
de la mujer cristiana debe estar relacionada con el respeto, ¿qué es el Respeto?, es el reconocimiento de la autoridad, “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no
creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas…” , que nos esta enseñando Pedro, que ninguna mujer cristiana va a ganar a su marido al evangelio, por ser habladora, una mujer puede
desesperarse en la relación con su marido, no es esa la forma, muchas veces, los problemas en el hogar, se derivan cuando las mujeres hablan más de la cuenta, y le dicen a sus esposos cosas que se deberían aguantar. Dios quiere que las mujeres cristianas sean ejemplos en sumisión y en conducta.

TERCERO: El Ornato, ¿Qué debe suceder con la mujer cristiana?, mi apreciación es que toda mujer debe arreglarse, Dios no esta en contra del ornato ni de la higiene. ¿Porqué razón algunas personas no se preocupan por su ornato?, Dios esta de acuerdo con el ornato y arreglo de los creyentes, que apreciación buena puede
tener un hombre de una mujer que no se preocupa de su ornato personal, no estoy diciendo que sea un pretexto para poder hacerlo, pero hay mujeres que han perdido a sus esposos porque no los atienden, cuando
llegaron los hijos, se dedicaron a los hijos y se descuidaron ellas, y descuidaron la atención a sus maridos. Así que vele por su apariencia externa. Hay un mensaje en la apariencia, arréglate para Dios, para tu esposo y para tu familia.

La mujer cristiana debe arreglarse para el esposo y el esposo debe proveer para que su esposa se vea bien.

Vayamos al otro extremo, la ostentación, que es, es el exceso en el arreglo; ¿es saludable eso?, NO, una vez fui a comprar unos lentes y los lentes estaban en el mostrador, y el que me los vendió, muy inteligente, le dije: ¿cuanto valen esos lentes?, los saco y los puso sobre el mostrador y me dio el precio, y me dijo: ¿Qué quiere, que le vean los lentes o que lo vean a usted?... hay personas que son así, como tienen un problema con su identidad, o de subestimación, quieren ser valorados por lo que se ponen y no por lo que son. Hay un equilibrio,
hay un balance por no caigas en exceso, hablemos de otro exceso, que hay del exceso de la deshonestidad. Muchas mujeres están transmitiendo un mensaje cuando andan mostrando mucho, después se sienten ofendidas, cuando los hombres les faltan al respeto, la mujer cristiana debe ser decorosa en la manera de vestirse. Tu tienes la DIGNIDAD QUE DIOS TE HA DADO, todo en la vida cristiana es un equilibrio, recuerde que todos los extremos son dañinos, arréglese bien, póngase bonita, arréglese para su esposo de una manera decorosa.

CUARTO: Esperanza, la mujer cristiana debe tener esperanza, verso 5: ”Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos…“,

¿Deben las mujeres esperar en sus maridos?, las mujeres deben esperar primero en Dios, antes que esperar en su marido, la esperanza de toda mujer es Dios. La relación de una pareja no es una relación DEPENDIENTE, es INTERDEPENDIENTE, usted no puede depender de su marido, le voy a dar
dos razones del porque las mujeres no pueden depender del marido,

1. según las estadísticas lo más seguro es que usted se va a quedar viuda, por supuesto en su tiempo, porque el 70% de los hombre se mueren primero, el 30% de las mujeres se mueren después, en la mayoría de los
matrimonios, siempre los hombres se van antes, por supuesto deseo que usted y su pareja lleguen a viejitos, pero las estadísticas dicen que el hombre se va antes, que va a pasar el día que se muera su marido, ¿se
va a morir usted o va a seguir viviendo?, por supuesto seguir viviendo, por qué razón, porque su esperanza no esta en su marido, su esperanza esta en Dios, eso dice la Biblia, todo lo que necesitan para triunfar en
la vida es a Dios y podrán salir adelante, Glorificado sea el nombre del Señor.

En segundo lugar, las mujeres sí deben esperar en sus esposos, por supuesto después de Dios, saben como Sara llamaba a Abraham, lo llamaba señor, lo importante no es tanto el echo que la mujer le diga al marido
señor, lo que esta frase quiere decir es que la mujer debe creer en el liderazgo del esposo, la mujer puede animar o declinar al marido, puede ser la destrucción del matrimonio. La Biblia dice “La mujer sabia edifica la casa, pero la necia con sus manos la destruye”. En tercer lugar, la mujer debe tener esperanza de una buena vida, al fin de acabo, todas las mujeres cuando se casan se casan con la idea de que el hombre con quien van a compartir su existencia les de una buena vida por eso dice la escritura “sin ninguna amenaza”, hay que cambiar el lexico y la forma de expresarse.. “EN MI HOGAR Y EN MI MATRIMONIO ME IRA BIEN”, hay otro pensamiento que dice: “LA MUJER QUE NOS AMA SABE HACERSE HERMOSA”, sabe hacerse hermosa por dentro y sabe hacerse hermosa por fuera, Proverbios 31:10 dice “Mujer virtuosa, quién la hallará, porque su
estima sobrepasa largamente la de las piedras preciosas”, la hermosura interna es más importante que la externa, Proverbios 31:30 “Engañosa es la gracia y vana la hermosura, la mujer que teme al Señor, está será
alabada”.

Visitas: 4748

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio