Sábado 11 de noviembre

El temor retarda muchas de las bendiciones que Dios quiere derramar en una vida. El temor hace que la mente dude de las promesas de Dios, que el corazón no confíe en el cumplimiento de esas promesas divinas y que se paralicen las acciones que debemos realizar para que las promesas recibidas se hagan realidad. Dios me ama y el verdadero amor echa fuera el temor. (Jorge L, Cintrón)

Visitas: 2

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio