Jueves 9 de noviembre

Ningún pecado que el hombre pueda cometer es más grande que la gracia de Dios. El amor de Dios está dispuesto para borrar todo pecado no importa cuán grande sea ese pecado. Es asunto solamente de creer que Jesucristo murió y resucitó llevando sobre si el pecado de uno. Dios siempre perdona de verdad y hace todo nuevo; como si no se hubiese cometido pecado, (Jorge L, Cintrón)

Visitas: 0

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio