Martes 15 de agosto

Yo soy propiedad de Dios. Le pertenezco a Él. Dios puede hacer conmigo lo que quiera. Lo más extraordinario de todo es que su gran amor por mí siempre le lleva a hacer lo mejor para mí. Para bien o para mal estoy en las manos de Dios, pero yo siempre he descubierto que es para bien. Aunque tengo que reconocer que a veces no he entendido su obrar en mí. ¡A Él siempre sea la gloria! (Jorge L. Cintrón)

Visitas: 2

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio