Sábado 15 de julio

No hay lugar en el cual uno se pueda ocultar de la presencia de Dios. Dios tiene conocimiento de todo lo que hacemos sea bueno o malo. Cuando hacemos -o dejamos de hacer- algo que está en desacuerdo con la voluntad de Dios pecamos. Dios no se goza en conocer los pecados de los hombres. No se goza en castigar. Se goza en perdonar. No tengas temor de acercarte en confesión a Dios. ¡Pídele perdón por tus pecados! Mas -¡ten cuidado!- el adversario se goza cuando tú pecas y utiliza tus pecados como arma  en contra tuya. No le des flechas al adversario para que te ataque. Quiebra toda flecha de pecado confesándolo ante el altar de Dios. ¡La sangre de Jesucristo tiene poder! (Jorge L. Cintrón)

Visitas: 6

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio