En Las Manos De Dios Una de las cosas que ha aprendido durante su estadía en medio de los hombres, declara Destellito, es que a veces provocan situaciones que como final representan algo malo, con e…

 En Las Manos De Dios

carpinteroUna de las cosas que ha aprendido durante su estadía en medio de los hombres, declara Destellito, es que a veces provocan situaciones que como final representan algo malo, con efectos muchas veces desastrosos. Y lo grafica en la siguiente historia: Cristina, era una muchacha que gustaba de hacer bromas, y era muy querida por todos debido a su carácter afable y alegre. A los dieciséis años debió internarse por haber tenido que salir del pueblo donde vivía, para seguir estudios en la ciudad. En cierta ocasión, estando de vacaciones junto a los suyos, su mamá decidió celebrarle su cumpleaños, para ello, invitó a varias amigas antiguas de su hija. La alegría era el sello de la fiesta, y llegado el momento fueron invitadas a pasar al comedor para disfrutar de varias cosas ricas. Mientras se alimentaban, recordaron algunas maldades que hicieron cuando eran pequeñas, — ¿Se acuerdan niñas de aquella vez que entraron a robar la casa del vecino?, se habían llevado varias maderas y nosotras dijimos a la policía que las tenía aquél otro vecino que era carpintero. Al recordarlo, todas no aguantaban de tanto reírse, sin percatarse que la madre de Cristina había oído la historia. —Que dicen?, ¿ustedes fueron las que lo acusaron, mintiendo?. —¡Fue una broma, mamá!, dijo Cristina. —Cristina, esa broma, como tú dices, trajo terribles consecuencias para el carpintero y su familia. Fue a prisión, con todo lo significa, dejó de ser un hombre honorable, y le fue muy difícil volver a recuperar a su clientela, pasando muchas privaciones junto a su familia.

EL CARPINTERO

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de lo suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.  Juan 8:44.

Cristina no midió los alcances que su mentira alcanzaría. Un hombre inocente fue culpado y castigado por ese falso testimonio. La mentira tiene una particularidad que no se debe omitir, es casi imposible derribar. Muchos la han comparado con el lanzamiento al aire, de las plumas que rellenan una almohada, imposible capturar las plumas. En ésta ocasión, Destellito  ha creído necesario que comprendan, cual es el origen de la mentira, sobre quién es el responsable de ella, y que se hace cuando se miente. Satanás, el diablo, es el padre, o sea, su creador; habla de lo suyo, el diablo encarna la mentira, y cuando se miente, se está satisfaciendo sus inicuos deseos. El diablo, busca dañar siempre a la maravillosa creación de Dios, que es el ser humano, y la mentira es una de sus armas más eficaces. Evite, a como dé lugar, prestarse como un instrumento de la mentira. Siga a Cristo Jesús, Señor y Dios de la verdad.

Visitas: 7

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio