July G Burgos
  • Mujer
  • Pascagoula, Mississippi
  • Puerto Rico
Compartir

Las amistades de July G Burgos

  • Carmen Echevarria
  • Gloria M. Toro
  • Yanira Gonzalez Burgos
  • yadira
  • Cecilia Cheveste
  • Evangelista Mariana Migoya
  • nanci calhuante
  • Lizette Silva Cubero
  • FERNELIA SERRATO
  • Vanessa Class
  • joakyn velaxkez

Regalos recibidos

Regalo

July G Burgos aún no ha recibido ningún regalo

Enviar un regalo

 

Página de July G Burgos

Las fotos de July G Burgos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

Comentario (19 comentarios)

Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

A las 5:49pm del febrero 26, 2012, joakyn velaxkez dijo...

A las 5:48pm del febrero 26, 2012, joakyn velaxkez dijo...

El paso del tiempo y la muerte

Alguien declaraba lo siguiente en una entrevista: «El paso del tiempo y la muerte son dos escándalos». A algunas personas les gustaría detener el tiempo para aprovechar al máximo el momento presente. Otras, las que sufren, piensan que el tiempo pasa demasiado lento. Sin embargo el tiempo pasa inexorablemente, así como la vida del hombre. Que se ofusque o se rebele no cambia nada, el hombre va hacia la muerte.
El creyente sabe que cada uno de los días de su vida está en las manos de Dios, quien es el dueño del tiempo. Él es un Dios de salvación, que puede “librar de la muerte” (Salmo 68:20). El creyente conoce la gracia del Hijo de Dios, el Dios de eternidad, quien se sujetó a las leyes temporales de la condición humana, “el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio” (2 Timoteo 1:10).
El tiempo pasa y no vuelve; nadie sabe si mañana vivirá. Hoy Dios quiere librarnos de la muerte eterna. ¡Por lo tanto, hoy es necesario aceptar su gracia!
Aprender a contar nuestros días es vivir cada uno de ellos confiando en Dios, hacer de cada día el más feliz y útil posible. También significa no malgastar el tiempo, sino aprovechar cada oportunidad para hacer todo el bien posible. La esperanza del creyente no es la muerte, sino la feliz eternidad con su Salvador.

A las 5:48pm del febrero 26, 2012, joakyn velaxkez dijo...
A las 5:47pm del febrero 26, 2012, joakyn velaxkez dijo...

A las 5:45pm del febrero 26, 2012, joakyn velaxkez dijo...

Dios siempre da el primer paso

Debido al pecado, el hombre se alejó de Dios: “Vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios” (Isaías 59:2). Si el hombre hubiese podido cumplir la ley divina, podría haberse acercado a Dios, pero es incapaz de hacerlo. Entonces, ¿cómo un hombre pecador puede acercarse a un Dios santo y reconciliarse con él? ¡Sólo aceptando el medio que Dios mismo le ha dado: su propio Hijo! “Siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo” (Romanos 5:10).
Dios siempre da el primer paso; el padre del hijo perdido es un ejemplo de ello. Cuando ya no le quedaba nada, el hijo volvió a casa con la conciencia cargada y lleno de tristeza. “Cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó” (Lucas 15:20).
El buen samaritano, quien socorrió al hombre herido por los ladrones en el camino que iba de Jerusalén a Jericó, es otro ejemplo. “Acercándose, vendó sus heridas… lo llevó al mesón” (Lucas 10:33-34).
En el camino a Emaús, Jesús resucitado se acercó a dos discípulos que se alejaban de Jerusalén muy tristes: “Jesús mismo se acercó, y caminaba con ellos” (Lucas 24:15).
Jesús quiere tomarnos de la mano, incluso si nuestros pasos son inseguros y están marcados por las dudas y el sufrimiento. Él es el buen Pastor que busca a su oveja perdida y la lleva nuevamente al redil (Lucas 15:5-6).

A las 11:39pm del febrero 23, 2012, joakyn velaxkez dijo...

A las 11:38pm del febrero 23, 2012, joakyn velaxkez dijo...
A las 11:37pm del febrero 23, 2012, joakyn velaxkez dijo...

A las 11:36pm del febrero 23, 2012, joakyn velaxkez dijo...

¿Piedras o arenillas?

El otro día saludé a un amigo, diciéndole: –¿Cómo estás? Su respuesta me dejó intrigado: –¡Oh, estaría bien si no tuviese estas piedras en mis zapatos! –¿Qué quieres decir con eso? –Pues que tengo preocupaciones que me parecen enormes. Se parecen a esos granos de arena que me hacen el mismo efecto que las piedras, hasta que me quito el zapato, lo sacudo y me asombro de que un granito tan pequeño haya podido parecerme tan grande.
¿Tenemos arenillas en nuestra vida? Éstas nos dan la impresión de ser grandes problemas, hasta que las examinamos. Son pesos que nos cargan y nos frenan, por ejemplo una persona complicada, un trabajo que nos roba mucho tiempo, una decisión delicada…
No se trata de subestimar las dificultades que se nos presentan, sino de no encerrarnos en ellas. Compartamos nuestras preocupaciones con Dios y con otros creyentes, así experimentaremos que él responde a nuestra oración. Busquemos en la Biblia cómo reaccionaron algunos hombres y mujeres de fe ante las dificultades: Abraham (Génesis 13), Ana (1 Samuel 1), Daniel (Daniel 1) y muchos otros. Estos ejemplos nos ayudarán a encontrar una solución a nuestros problemas.
Que seamos creyentes o que aún estemos buscando la verdad, las dificultades o pruebas pueden conducirnos a Dios. Atravesándolas con él experimentaremos su sabiduría, su amor y sus cuidados. “Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7).

A las 11:36pm del febrero 23, 2012, joakyn velaxkez dijo...

Vídeos de July G Burgos

  • Añade un vídeo
  • Ver todos
 
 
 

Sobre

Interesantes Articulos

My Privacy Policy Page

Necesitas la Oracion

http://bit.ly/OREMOSADIOS

Si deseas que oremos por ti, tenemos hermanos intercesores orando 24 horas al dia. Oprime SOBRE LA FOTO.

© 2018   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio