Adone II Bellardi Oliveros
  • Hombre
  • Caracas
  • Venezuela
Compartir

Las amistades de Adone II Bellardi Oliveros

  • rita prado
  • Ofelia Mereles Adorno
  • Erika Castillo
  • Ara De la Hoz M.
  • Martha Ch
  • michelle sarai gerardo perez
  • dalia priscila daza kelly
  • Ana Maria Marin Beltran
  • MISIONERA MERCEDES (MISBLUE7)
  • Darlene Rosa
  • mabel calderon triana
  • Ana Lorena Victor
  • MAGGIE ULTRASPECTRUM
  • Catalina Quesada Quesada
  • mary carmen valverde
 

Página de Adone II Bellardi Oliveros

CONOCIENDO A NUESTRO SEÑOR " CRISTO JESÙS " EN LA HERMOSA PALABRA DE DIOS . AMÈN :)

A. Temas relacionados .

1. EL HIJO DE DIOS es uno de los temas de Marcos

61 Pero él callaba y no respondía nada. Volvió a preguntarle el sumo sacerdote, diciendo: ¿ Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito ?

Marcos 14 : 61


2. JESÚS significa DIOS/HOMBRE es uno de los temas de :

- Juan

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:1

- Hebreos

15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Hebreos 4 : 15

3. La ACCIÓN es uno de los temas de Marcos 1 : 41

- Marcos 1 : 41

41 Y, movido a compasión, Jesús extendió la mano, le tocó, y le dijo: Quiero, ¡ queda limpio !

Marcos 1 : 41

B. Su naturaleza divina

1. Preexistió con Dios

- Afirmado en el Antiguo Testamento

6 Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.
7 Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, para restaurarlo y consolidarlo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos realizará esto.

Isaías 9 : 6 – 7

2 Pero tú, Belén Efrata, aunque eres pequeña para ser contada entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus orígenes son desde el principio, desde los días de la eternidad.

Miqueas 5 : 2

- Declarado en el Nuevo Testamento

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:1

6 el cual, siendo en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

Filipenses 2 : 6

15 El cual es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.
16 Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, las visibles y las invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas tienen consistencia en él;

Colosenses 1 : 15 - 17

4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;
5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos liberó de nuestros pecados con su sangre,
6 e hizo de nosotros un reino, sacerdotes para su Dios y Padre; a él sea la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén.
7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo lo verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí. Amén.
8 Yo soy el Alfa y la Omega, ( principio y fin ) , dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Apocalipsis 1 : 4 – 8

2. Nombres Divinos

- Dios

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:1

8 Mas del Hijo dice:
Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Centro de equidad es el cetro de su reino.


Hebreos 1 : 8


20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el verdadero Dios, y la vida eterna.

1 Juan 5 : 20


- El unigénito de Dios

18 A Dios nadie le ha visto jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

Juan 1:18

- Dios por sobre todo

5 de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, procede Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.

Romanos 9:5

- Dios con nosotros

14 Por tanto, el Señor mismo os dará una señal:. He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Isaías 7 : 14

23 He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo,
Y llamarán su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Mateo 1 : 23

- Nuestro Dios y Salvador


13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,

Tito 2 : 13

1 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra:

2 Pedro 1 : 1

- Señor


36 Sepa, pues, con plena seguridad toda la casa de Israel que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.

Hechos 2 : 36

9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Romanos 10 : 9

11 y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2 : 11

6 Por tanto, de la manera que recibisteis al Señor Jesucristo, andad así en él,

Colosenses 2 : 6

- Señor de todo


36 Él envió la palabra a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos.

Hechos 10 : 36

- Señor y Dios


28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!

Juan 20 : 28

- Señor y Salvador


11 Porque de esta manera os será otorgada amplia entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

2 Pedro 1 : 11

20 Porque sí, después de haber escapado de las contaminaciones del mundo por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

2 Pedro 2 : 20

18 Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él la gloria ahora y hasta el día de la eternidad! Amén.

2 Pedro 3 : 18

- Señor de gloria


8 la que ninguno de los príncipes de este mundo conoció; porque si la hubieran conocido, no habrían crucificado al Señor de la gloria.

1 Corintios 2 : 8

- Señor de señores


14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

Apocalipsis 17 : 14

16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Apocalipsis 19 : 16

- El Alfa y la Omega


8 Yo soy el Alfa y la Omega, ( principio y fin ) , dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Apocalipsis 1 : 8

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.
6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tenga sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.

Apocalipsis 21 : 5 - 6

- El viviente


18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que estoy vivo por los siglos de los siglos, ( amén ). Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Apocalipsis 1 : 18

- El Santo de Dios


24 diciendo: ¿ Qué tenemos que ver contigo, Jesús nazareno ? ¿ Has venido a destruirnos ? Sé quién eres, el Santo de Dios.

Marcos 1 : 24

- El Santo y Justo


14 Mas vosotros negasteis al Santo y al Justo, y pedisteis que se os concediera de gracia un homicida,

Hechos 3 : 14

- El “ YO SOY “


58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham naciese, yo soy.

Juan 8 : 58

3. Su relación con el Padre

- Igualdad con el Padre

18 Por esto, procuraban más aun los judíos matarle, porque no sólo quebrantaba el sábado, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

Juan 5 :18

33 Le respondieron los judíos, diciendo: No te queremos apedrear por ninguna obra buena, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios a ti mismo.

Juan 10 :33

6 el cual, siendo en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

Filipenses 2 : 6

- Unidad con el Padre

33 Le respondieron los judíos, diciendo: No te queremos apedrear por ninguna obra buena, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios a ti mismo.

Juan 10 :33

22 Y yo les he dado la gloria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno.

Juan 17 :22

4. Cualidades divinas que le son atribuidas

- La plenitud de la Deidad

9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Colosenses 2 :9

- La plenitud de la Deidad

9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Colosenses 2 :9

- Tomó parte en la creación

3 Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Juan 1 :3

16 Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, las visibles y las invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Colosenses 1 :16

2 en estos últimos días nos ha hablado en el Hijo, a quién designó heredero de todo, por medio del cual hizo también el universo;

Hebreos 1 :2

- Tiene la gloria de Dios

14 Y el verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros ( y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre ), lleno de gracia y de verdad.

Juan 1 :14

3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la fiel representación de su ser real, y el que sostiene todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad de las alturas,

Hebreos 1 :3

- Preserva la creación

17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas tienen consistencia en él;

Colosenses 1 :17

3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la fiel representación de su ser real, y el que sostiene todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad de las alturas,

Hebreos 1 :3

- Está presente en todas partes

20 enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado; y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Mateo 28 : 20

- Es Todopoderoso

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y sobre la tierra.

Mateo 28 : 18

21 el cual transfigurará el cuerpo de nuestro estado de humillación, conformándolo al cuerpo de la gloria suya, en virtud del poder que tiene también para someter a sí mismo todas las cosas.

Filipenses 3 : 21

- Conoce todo

24 Pero Jesús mismo no se confiaba de ellos, porque conocía a todos,
25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio acerca del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.

Juan 2 : 24 – 25

61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿ Esto os ofende ?
64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.

Juan 6 : 61 , 64

- Nunca cambia

12 Y como un manto los enrollarás, y serán cambiados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no se acabarán.

Hebreos 1 : 12

8 Jesucristo es el mismo, ayer, y hoy, y por los siglos.

Hebreos 13 : 8

- Tiene el poder para perdonar pecados

5 Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.
6 Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales razonaban en sus corazones:
7 ¿ Por qué habla este así ? Está blasfemando. ¿ Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios ?
8 Y al instante Jesús, conociendo en su espíritu que razonaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿ Por qué pensáis esas cosas en vuestros corazones ?
9 ¿ Qué es más fácil, decirle al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu camilla y anda ?
10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados ( dijo al paralítico ) :
11 A ti te digo: Levántate, toma tu camilla, y vete a tu casa.

Marcos 2 : 5 - 11

48 Y a ella dijo: Quedan perdonados tus pecados.

Lucas 7 : 48

- Recibe la adoración de gente

11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; luego abrieron sus tesoros y le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.

Mateo 2 : 11

11 Y vi, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era miríadas de miríadas, y millares de millares,
12 que decía a gran voz: El Cordero que ha sido inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, el honor, la gloria y la alabanza.
13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que hay en ellos, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, el honor, la gloria y el dominio, por los siglos de los siglos.
14 Y los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 5 : 11 - 14

- Recibe la adoración de ángeles

6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Dios.

Hebreos 1 : 6

- Debemos creer en él como creemos en Dios

1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

Juan 14 : 1

31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.
32 Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.
33 Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y enseguida se bautizó él con todos los suyos.
34 Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijó con toda su casa de haber creído a Dios.

Hechos 16 : 31 – 34

C. Su naturaleza humana

1. Tenía una genealogía humana


1 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.
2 Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob a Judá y a sus hermanos.
3 Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.
4 Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón a Salmón.
5 Salmón engendró a Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isay.
6 Isay engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.
7 Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abiá, y Abiá a Asá.
8 Asá engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías.
9 Uzías engendró a Joátam, Joátam a Acaz, y Acaz a Exequias.
10 Ezequías engendró a Manasés, Manases a Amón, y Amón a Josías.
11 Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel a Zorobabel.
13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor.
14 Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud.
15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;
16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.
17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

Mateo 1 : 1 – 17

23 y Jesús mismo, al comenzar, tenía unos treinta años, siendo hijo, según se suponía, de José, el hijo de Elí,
24 el hijo de Matat, el hijo de Leví, el hijo de Melquí, el hijo de Jana, el hijo de José,
25 el hijo de Matatías, el hijo de Amós, el hijo de Nahum, el hijo de Heslí, el hijo de Nangay,
26 el hijo de Maat, el hijo de Matatías, el hijo de Matatías, el hijo de Semeí, el hijo de José, el hijo de Judá,
27 el hijo de Joaná, el hijo de Resá, el hijo de Zorobabel, el hijo de Salatiel, el hijo de Nerí,
28 el hijo de Melquí, el hijo de Addí, el hijo de Cosam, el hijo de Elmadam, el hijo de Er.

Lucas 3 : 23 – 28

2. Su nacimiento y niñez


- Concebido en el vientre de María

20 Y pensando él en esto, he aquí que un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María por mujer, porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo.

Mateo 1 : 20

26 Al sexto mes, fue enviado de Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,
27 a una virgen desposada con un hombre llamado José, descendiente de David; y el nombre de la virgen era María.
28 Y entrando adonde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor está contigo. ( Bendita tú entre las mujeres ).
29 Ella se turbó profundamente por estas palabras, y consideraba qué significaría este saludo.
30 Y el ángel le dijo: Deja de temer, María, porque has hallado gracia ante Dios.
31 Mira, concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.
32 Éste será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de su padre David,
33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre; y su reino no tendrá fin.
34 Entonces le dijo María al ángel: ¿ Cómo será esto, puesto que no conozco varón ?
35 El ángel le respondió y le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también lo santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios.
36 Y he aquí que tu parienta Elisabet, también ella ha concebido un hijo en su vejez; y ya está de seis meses la que era llamada estéril;
37 porque ninguna cosa será imposible para Dios.

Lucas 1 : 26 – 37

- Su nacimiento humano


25 Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo ( primogénito ) y le puso por nombre Jesús.

Mateo 1 : 25

1 Por aquellos días, salió un edicto de parte de César Augusto, para que se hiciera un censo de toda la tierra habitada.
2 Este primer censo se hizo cuando Cirenio gobernaba Siria.
3 Y todos marchaban a inscribirse en el censo, cada uno a su propia ciudad.
4 También José subió desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, hacia Judea, a la ciudad de David, la cual se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David,
5 para inscribirse junto con María, quien estaba desposada con él y encinta.
6 Y aconteció que, mientras estaban allí, se cumplieron los días para que ella diese a luz.
7 Y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Lucas 2 : 1 – 7

- Circundado en el octavo día


21 Cuando se cumplieron ocho días para circuncidarle, le pusieron por nombre Jesús, el que le dio el ángel antes de que él fuese concebido en el seno.

Lucas 2 : 21

- Visitó el templo cuando muchacho


41 Sus padres iban cada año a Jerusalén a la fiesta de pascua.
42 Cuando cumplió doce años de edad, subieron conforme a la costumbre de la fiesta,
43 y, después de haber acabado los días, al regresar ellos, se quedó el niño Jesús en Jerusalén, pero no se dieron cuenta José y su madre,
44 sino que, suponiendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino, y lo buscaban entre los parientes y los conocidos.
45 Y al no hallarle, regresaron a Jerusalén en busca suya.
46 Y aconteció que al cabo de tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, no sólo escuchándoles, sino también haciéndoles preguntas;
47 y todos los que le estaban oyendo, quedaban atónitos ante su inteligencia y sus respuestas.
48 Cuando le vieron, se sorprendieron, y le dijo su madre: Hijo, ¿ por qué nos has hecho esto ? He aquí que tu padre y yo te buscábamos angustiados.
49 Él les dijo: ¿ Cómo es que me buscabais ? ¿ No sabíais que yo debo estar en los asuntos de mi Padre ?
50 Pero ellos no comprendieron la palabra que les habló.
51 Luego bajó con ellos, y vino a Nazaret; y continuaba sumiso a ellos. Y su madre conservaba cuidadosamente todas estas cosas en su corazón.

Lucas 2 : 41 – 51

- Creció como todo otro niño

52 Y Jesús seguía progresando en sabiduría, en vigor y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Lucas 2 : 52

3. Su sufrimiento , muerte y sepultura


- Sudor como gotas de sangre

44 Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre engrumecidas que caían sobre la tierra.

Lucas 22 : 44

- Muerte en la cruz

50 Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu.

Mateo 27 : 50

33 Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.

Juan 19 : 33

7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;
8 y hallado en su porte exterior como hombre, se humilló a sí mismo, al hacerse obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Filipenses 2 : 7 – 8

- Sangre y agua de su herida

34 Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.
35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis.

Juan 19 : 34 – 35

- Cuerpo bajado de la cruz

53 Y descolgándolo, lo envolvió en una sabana, y lo puso en un sepulcro excavado en roca, en el cual aún no se había puesto nadie.

Lucas 23 : 53

- Cuerpo preparado y sepultado

39 También Nicodemo, el que antes había visitado a Jesús de noche, vino trayendo un compuesto de mirra y de áloe, como cien libras.
40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.
41 Y en el lugar donde había sido crucificado, había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el cual aún no había sido puesto ninguno.

Juan 19 : 39 – 41

- Lienzos y sudario usados

6 Luego llegó Simón Pedro tras él, y entró en el sepulcro, y vio los lienzos colocados en el suelo,
7 y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con los lienzos, sino enrollado en un lugar aparte.

Juan 20 : 6 - 7

4. Su resurrección y ascensión


- Su resurrección en el domingo de Pascua

1 Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.
2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella.
3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.
4 Y de miedo de él los guardias temblaron y se quedaron como muertos.
5 Más el ángel, dirigiéndose a las mujeres, les dijo: Dejad de temer vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.
6 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde yacía el Señor.
7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí que va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí que os lo he dicho.
8 Entonces ellas, saliendo a toda prisa del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos,
9 he aquí que Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, se asieron a sus pies, y le adoraron.
10 Entonces Jesús les dijo: No temáis ya; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.
11 Mientras ellas iban, he aquí que algunos de la guardia fueron a la ciudad, e informaron a los principales sacerdotes de todas las cosas que habían acontecido.
12 Y reunidos con los ancianos, y habido consejo, dieron mucho dinero a los soldados,
13 diciendo: Decid vosotros: Sus discípulos vinieron de noche, y lo hurtaron, estando nosotros dormidos.
14 Y si esto lo oye el gobernador, nosotros le persuadiremos, y os evitaremos preocupaciones.
15 Y ellos, tomando el dinero, hicieron como se les había instruido. Este dicho se divulgó extensamente entre los judíos hasta hoy.

Mateo 28 : 1 – 15


1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado; y algunas otras mujeres con ellas.
2 Y hallaron que había sido retirada la piedra del sepulcro;
3 y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús.
4 Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí que se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes;
5 y al llenarse ellas de miedo, y bajar el rostro a tierra, les dijeron ellos: ¿ Por qué buscáis entre los muertos al que vive ?
6 No está aquí, sino que ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando aún estaba en Galilea,
7 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día.
8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras,

Lucas 24 : 1 – 8

- Sus apariciones durante cuarenta días

9 Y volviendo del sepulcro, refirieron todas estas cosas a los once, y a todos los demás.
10 Eran María Magdalena, y Juana, y María madre de Jacobo, y las demás con ellas, quienes dijeron estas cosas a los apóstoles.
11 Mas a ellos les parecían locura las palabras de ellas, y no las creían.
12 Pero Pedro se levantó, y corrió al sepulcro; y asomándose adentro, vio las vendas de amortajar puestas allí solas, y se fue a casa asombrado de lo que había sucedido.
13 Y he aquí que dos de ellos iban caminando el mismo día a una aldea llamada Meaux, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.
14 E iban hablando entre sí de todas aquellas cosas que habían acontecido.
15 Sucedió que mientras hablaban y discutían entre sí, Jesús mismo se acercó, y se puso a caminar con ellos.
16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.
17 Y les dijo: ¿ Qué discusiones son éstas que tenéis entre vosotros mientras camináis, y por que estáis tristes ?
18 Respondiendo uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le dijo: ¿ Eres tú el único forastero en Jerusalén que no te has enterado de las cosas que en ella han acontecido en estos días ?
19 Entonces él les dijo: ¿ Qué cosas ? Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue un profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo;
20 y cómo le entregaron los principales sacerdotes, así como nuestros gobernantes, a sentencia de muerte, y le crucificaron.
21 Pero nosotros esperábamos que él era el que iba a redimir a Israel; ciertamente, y además de todo esto, hoy ya es el tercer día desde que esto ha acontecido.
22 Y también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que de madrugada fueron al sepulcro;
23 y como no hallaron el cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, los cuales dicen que él vive.
24 Y fueron algunos de los nuestros al sepulcro, y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron.
25 Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer en todo lo que los profetas han dicho!
26 ¿ No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria ?
27 Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, se puso a explicarles en todas las Escrituras lo referente a él.
28 Llegaron a la aldea adonde iban, y él hizo como que iba más lejos.
29 Mas ellos le constriñeron, diciendo: Quédate con nosotros, porque atardece, y el día ya ha declinado. Entró, pues, a quedarse con ellos.
30 Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y bendijo; y partiéndolo, les dio.
31 Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; mas él desapareció de su vista.
32 Y se dijeron el uno al otro: ¿ No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros, mientras nos hablaba en el camino, cuando nos abría las Escrituras ?
33 Y levantándose en aquella misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos,
34 que decían: Ha resucitado el Señor verdaderamente, y se ha aparecido a Simón.
35 Entonces ellos contaban las cosas que les habían acontecido en el camino, y cómo le habían reconocido al partir el pan.
36 Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros.
37 Entonces, espantados y atemorizados, creían ver un espíritu.
38 Pero él les dijo: ¿ Por qué estáis turbados, y se suscitan en vuestro corazón estos pensamientos ?
39 Mirad mis manos y mis pies, que soy yo mismo; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.
40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies.
41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban asombrados, les dijo: ¿ Tenéis aquí algo de comer ?
42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel.
43 Y él lo tomó, y comió a la vista de ellos.
44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.
45 Entonces les abrió la mente, para que comprendiesen las Escrituras;
46 y les dijo: Así está escrito, y así era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.
49 He aquí que yo voy a enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre; pero vosotros quedaos en la ciudad, hasta que seáis revestidos de poder desde lo alto.

Lucas 24 : 9 – 49

1 El primer de la semana, María Magdalena fue de madrugada, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro.
2 Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al que amaba Jesús, y les dijo: Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto.
3 Salieron, pues, Pedro y el otro discípulo, y fueron al sepulcro.
4 Corrían los dos juntos; pero el otro discípulo corrió más aprisa que Pedro, y llegó primero al sepulcro.
5 Y bajándose a mirar, vio los lienzos colocados en el suelo, pero no entró.
6 Luego llegó Simón Pedro tras él, y entró en el sepulcro, y vio los lienzos colocados en el suelo,
7 y el sudario, que había estado sobre la cabeza de Jesús, no puesto con los lienzos, sino enrollado en un lugar aparte.
8 Entonces entró también el otro discípulo, que había venido primero al sepulcro; y vio, y creyó.
9 Porque aún no habían entendido la Escritura, que era menester que él resucitase de los muertos.
10 Y volvieron los discípulos a los suyos.
11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro;
12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido colocado.
13 Y le dijeron: Mujer, ¿ por qué lloras ? Les dijo: Porque se han llevado a mi Señor, y no se adónde le han puesto.
14 Dicho esto, se volvió, y vio a Jesús que estaba allí; mas no sabía que era Jesús.
15 Jesús le dijo: Mujer, ¿ por qué lloras ? ¿ A quién buscas ? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.
16 Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Rabuni! ( que quiere decir Maestro ).
17 Jesús le dijo: Suéltame, porque aún no he subido a mi Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.
18 Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas.
19 Al atardecer de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo a los judíos, vino Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.
20 Y, dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.
21 Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.
22 Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo.
23 A quienes remitiereis los pecados, les son redimidos; y a quienes se los retuviereis, les quedan retenidos.
24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús.
25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Hemos visto al Señor. Él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto mi mano en su costado, no creeré de ningún modo.
26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.
27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!
29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, has creído; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

Juan 20 : 1 – 29

1 En el primer tratado, oh Teófilo, hice mención de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar,
2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido;
3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.
4 Y estando reunido con ellos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que aguardasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí.
5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Hechos 1 : 1 – 5

- Su cuerpo era todavía un cuerpo humano

40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies.
41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban asombrados, les dijo: ¿ Tenéis aquí algo de comer ?
42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel.
43 Y él lo tomó, y comió a la vista de ellos.

Lucas 24 : 40 – 43

24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús.
25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Hemos visto al Señor. Él les dijo: Si no veo en sus manos la señal de los clavos, y meto mi mano en su costado, no creeré de ningún modo.
26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.
27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!
29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, has creído; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

Juan 20 : 24 – 29

- Su ascensión al cielo

50 Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo.
51 Y aconteció que mientras los bendecía, se fue alejando de ellos, e iba siendo llevado al cielo.

Lucas 24 : 50 – 51

9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le tomó sobre sí una nube que le ocultó de sus ojos.
10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entretanto que él se iba, he aquí que se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿ por qué estáis mirando al cielo ? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, vendrá así, tal como le habéis visto ir al cielo.

Hechos 1 : 9 – 11

5. Tenía características humanas


- Se lo podía tocar

27 al oír hablar de Jesús, se acercó entre el gentío por detrás, y tocó su manto.
28 Porque decía: Si toco aunque sólo sea su manto, seré curada.
29 Inmediatamente cesó su hemorragia, y sintió en su cuerpo que había curada de su aflicción.
30 Al instante, Jesús, percatándose en su interior de que había salido de él un poder, se dio la vuelta entre el gentío, y decía ¿ Quién ha tocado mis vestidos ?
31 Sus discípulos le decían; Estás viendo que la multitud te apretuja, y dices: ¿ Quién me ha tocado ?
32 Pero él continuaba mirando en torno suyo para ver a la que lo había hecho,

Marcos 5 : 27 – 32

27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.

Juan 20 : 27

1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos acerca del Verbo de vida

1 Juan 1 : 1

- Tenía hambre

2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, al final tuvo hambre.

Mateo 4 : 2

18 Al día siguiente, de madrugada, cuando volvía a la ciudad, tuvo hambre.

Mateo 21 : 18

- Tenía sed

28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed.

Juan 19 : 28

- Se cansaba

6 Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del viaje, se sentó, así, junto al pozo. Era como la hora sexta.

Juan 4 : 6

- Tenía que dormir

20 Jesús les dijo: Las raposas tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del Hombre no tiene donde recostar su cabeza.

Mateo 8 : 20

38 Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal. Entonces le despiertan y le dicen: Maestro, ¿ No te importa que estemos pereciendo ?

Marcos 4 : 38

- Mostraba compasión

37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.

Mateo 9 : 37

2 Se me enternecen las entrañas de compasión sobre la multitud, porque hace ya tres días que permanecen conmigo y no tienen que comer;

Marcos 8 : 2

- Mostraba ira e indignación

14 Cuando Jesús vio esto, se indignó y les dijo: Dejad que los niños vengan a mí; no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el reino de Dios.

Marcos 10 : 14

13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,
14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.
15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;
16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto; no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

Juan 2 : 13 – 16

- Lloró

41 Y cuando llegó cerca, al ver la ciudad, lloró sobre ella.

Lucas 19 : 41

35 Jesús lloró.

Juan 11 : 35

6. Su naturaleza humana mencionada específicamente


- Se hizo carne

14 Y el verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros ( y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre ) , lleno de gracia y de verdad.

Juan 1 : 14

- Compartió nuestra humanidad

14 Así que, por cuanto los hijos han tenido en común una carne y una sangre, él también participó igualmente de lo mismo, para, por medio de la muerte, destruir el poder al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

Hebreos 2 : 14

- Es como nosotros en todo, menos el pecado

17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para hacer propiciación por los pecados del pueblo.

Hebreos 2 : 17

15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Hebreos 4 : 15

- Debemos confesar que Jesús vino en la carne

2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, procede de Dios;

1 Juan 4 : 2

7 Porque muchos engañadores han salido al mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. He aquí el engañador y el anticristo.

2 Juan 7

D. Sus nombres mas importantes


- Jesús, nuestro salvador


21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateo 1 : 21

- Emanuel


23 He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Mateo 1 : 23

- Cristo, el Mesías


16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Mateo 16 : 16

3 explicando y demostrando que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quién yo os anuncio, decía él, es el Cristo.

Hechos 17 : 3


- El Hijo de Dios


1 Principio del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

Marcos 1 : 1

31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, El Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

Juan 20 : 31

- El Santo de Israel

24 diciendo: ¿ Qué tenemos que ver contigo, Jesús nazareno ? ¿ Has venido a destruirnos ? Sé quién eres, el Santo de Dios.

Marcos 1 : 24

- La piedra principal del ángulo

10 ¿ Ni esta escritura habéis leído:
La piedra que desecharon los constructores, Ha venido a ser hecha piedra angular;

Marcos 12 : 10

- El verbo

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

Juan 1:1

- La palabra de Dios

13 Está vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.

Apocalipsis 19 : 13

- El cordero de Dios

36 Y fijándose en Jesús que pasaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios.

Juan 1 : 36

- El esposo de la iglesia

29 El que tiene a la novia, es el novio; pero el amigo del novio, que está a su lado y le oye, se alegra mucho por la voz del novio; así pues, este gozo mío se ha completado.

Juan 3 : 29

- El profeta

14 Aquellos hombres, entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Éste es verdaderamente el profeta que había de venir al mundo.

Juan 6 : 14

- El pan de vida

48 Yo soy el pan de la vida,

Juan 6 : 48

- La luz del mundo

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, de ningún modo andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Juan 8 : 12

- El buen pastor

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.

Juan 10 : 11

20 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, en virtud de la sangre del pacto eterno.

Hebreos 13 : 20

4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, recibiréis la corona incorruptible de gloria.

1 Pedro 5 : 4

- La resurrección y la vida

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá.

Juan 11 : 25

- El Rey de Israel

13 tomaron ramas de palmera y salieron a su encuentro, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel!

Juan 12 : 13

- El camino, la verdad, y la vida

6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por medio de mí.

Juan 14 : 6

- El Rey de los judíos

19 Escribió también Pilato un título, y lo puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, EL REY DE LOS JUDÍOS.
20 Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y estaba escrito en hebreo, en griego y en latín.
21 Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: el Rey de los judíos, sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos.

Juan 19 : 19 - 21

- El autor de la vida

15 y matasteis al Autor de la vida, a quién Dios ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos.

Hechos 3 : 15

- Príncipe y Salvador

31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Jefe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

Hechos 5 : 31

- Hijo del Hombre

56 y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está de pie a la diestra de Dios.

Hechos 7 : 56

- El que juzga a los vivos y a los muertos

42 Y nos encargó que predicásemos al pueblo, y testificásemos solemnemente que él es el designado por Dios como Juez de vivos y muertos.

Hechos 10 : 42

- Señor

9 que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Romanos 10 :

11 y toda lengua confiese que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2 : 11

- El Señor de gloria

8 la que ninguno de los príncipes de este mundo conoció; porque si la hubieran conocido, no habrían crucificado al Señor de la gloria.

1 Corintios 2 : 8

- Nuestro cordero de pascua

8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes de levadura, de sinceridad y de verdad.

1 Corintios 5 : 8

- El segundo Adán

45 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.
46 Mas no es primero lo espiritual, sino lo natural; después, lo espiritual.
47 El primer hombre, sacado de la tierra, es terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo.

1 Corintios 15 : 45 - 47

- Esposo de la iglesia

2 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.

2 Corintios 11 : 2

- Cabeza de la iglesia

18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, y él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia.

Colosenses 1 : 18

- El mediador

5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

1 Timoteo 2 : 5

- El juez justo

8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, el juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

2 Timoteo 4 : 8

- El gran sumo sacerdote

14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Hebreos 4 : 14

- El Alfa y la Omega

8 Yo soy el Alfa y la Omega, ( principio y fin ), dice el Señor Dios, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Apocalipsis 1 : 8

- El león de la tribu de Judá

5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores más. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Apocalipsis 5 : 5

- Señor de señores

14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos, fieles.

Apocalipsis 17 : 14

- La raíz y el linaje de David

16 Yo, Jesús, he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.

Apocalipsis 22 : 16

- La estrella resplandeciente de la mañana

16 Yo, Jesús, he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.

Apocalipsis 22 : 16

E. Su obra en la tierra y en el cielo


1. Su obra en la tierra

- Hizo la voluntad de su Padre


39 Y adelantándose un poco, se postró rostro en tierra, orando y diciendo: Padre mío, si es posible pase de mí esta copa; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como tú.

Mateo 26 : 39

34 Jesús les dijo: Mi alimento es hacer la voluntad del que me envió, y llevar a cabo su obra.

Juan 4 : 34

38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Juan 6 : 38

- Cumplió el Antiguo Testamento


17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.

Mateo 5 : 17

- Vino a buscar y a salvar a los perdidos


10 Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Lucas 19 : 10

- Vino a darnos la vida eterna


10 El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

Juan 10 : 10 , 28

- Dio su vida como rescate por muchos


45 porque aun el Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.

Marcos 10 : 45

- Hizo un sacrificio de propiciación


25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para mostrar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados cometidos anteriormente,

Romanos 3 : 25


2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

1 Juan 2 : 2

- Murió por nuestros pecados


3 Porque en primer lugar os transmití lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;

1 Corintios 15 : 3


4 el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre.

Gálatas 1 : 4


18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

1 Pedro 3 : 18

- Nos reconcilió con Dios


18 Y todo proviene de Dios, quién nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación;
19 a saber, que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus transgresiones, y nos encargó a nosotros la palabra de reconciliación.

2 Corintios 5 : 18 - 19


14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,
15 aboliendo en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,
16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella la enemistad.

Efesios 2 : 14 - 17

- Resucitó para nuestra justificación


25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.

Romanos 4 : 25

- Destruyó la obra de Satanás


14 Así que, por cuanto los hijos han tenido en común una carne y una sangre, él también participó igualmente de lo mismo, para, por medio de la muerte, destruir el poder al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

Hebreos 2 : 14


8 El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto se manifestó el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

1 Juan 3 : 8

2. Su obra como ungido de Dios

- Llamado el ungido


2 Se levantan los reyes de la tierra,
Y los príncipes conspiran juntamente
Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:

Salmo 2 : 2


26 Acudieron los reyes de la tierra,
Y los príncipes se coaligaron
Contra el Señor, y contra su Cristo.

Hechos 4 : 26


- Su unción como profeta


14 Aquellos hombres, entonces, viendo la señal que Jesús había hecho, dijeron: Éste es verdaderamente el profeta que había de venir al mundo.

Juan 6 : 14


21 a quien el cielo debe guardar hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de los que habló Dios por boca de sus santos profetas que hubo desde la antigüedad.
22 Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará un profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable;
23 y toda alma que no oiga a aquel profeta, será totalmente exterminada del pueblo.

Hechos 3 : 21 - 23


1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

Hebreos 1 : 1

- Su unción como sacerdote


20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.

Hebreos 6 : 20


11 Pero estando ya presente Cristo, como sumo sacerdote de los bienes venideros, entró por otro más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación,
12 y no por medio de la sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por medio de su propia sangre, entró una vez para siempre en el santuario, habiendo obtenido eterna redención.
13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los contaminados, santifican para la purificación de la carne.
14 ¿ cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purificará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo ?
23 Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que éstos,
24 Porque no entró Cristo en un santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios;
25 ni tampoco para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el santuario cada año con sangre ajena;
26 de otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde la fundación del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, ha sido manifestado una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.
27 Y de la misma manera que está reservado a los hombres el morir una sola vez, y después de esto el juicio,
28 Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, a los que esperan ansiosamente para salvación.

Hebreos 9 : 11 – 14 , 23 – 28

13 tomaron ramas de palmera y salieron a su encuentro, y clamaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor, el Rey de Israel!

Juan 12 : 13

13 Está vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las pastoreará con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Apocalipsis 19 : 13 – 16

3. Su obra como el Señor exaltado en el cielo

- Mandó el Espíritu


26 Pero cuando venga el Consolador, a quién yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

Juan 15 : 26
32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.
33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.

Hechos 2 : 32 – 33


- Gobierna el mundo a la diestra de Dios


25 Porque es preciso que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

1 Corintios 15 : 25

3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la fiel representación de su ser real, y el que sostiene todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,
4 hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

Hebreos 1 : 3 – 4

- Gobierna la iglesia a la diestra de Dios


20 la cuál ejercitó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,
21 por encima de todo principado, autoridad, poder y señorío, y de todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;
22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,

Efesios 1 : 20 – 22

18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, y él es principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

Colosenses 1 : 18

- Intercede por nosotros


34 ¿ Quién es el que condena ? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además esta a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

Romanos 8 : 34

25 por lo cual puede también salvar completamente a los que por medio de él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

Hebreos 7 : 25

- Vencerá a todos sus enemigos


26 Y el último enemigo que será suprimido es la muerte.
27 Porque todas las cosas las sometió debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sometidas a él, claramente se exceptúa aquel que sometió a él todas las cosas.
28 Y cuando todas las cosas le estén sometidas, entonces también el Hijo mismo se someterá al que le sometió a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

1 Corintios 15 : 26 – 28

14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

Apocalipsis 17 : 14

11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llama Fiel y Verdadero, el cual con justicia juzga y pelea.
12 Sus ojos son como llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas; y tiene un nombre escrito que ninguno conoce sino él mismo.
13 Está vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las pastoreará con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
17 Y vi un ángel que estaba de pie en el sol, y gritó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos para la gran cena de Dios,
18 para que comáis carnes de reyes y carnes de tribunos, y carnes de valientes, carnes de caballos y de sus jinetes, carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes.
19 Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército.
20 Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fuerón lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.
21 Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

Apocalipsis 19 : 11 – 21

- Vendrá otra vez para llevarnos con él


16 Estad siempre gozosos.
17 Orad sin cesar.

1 Tesalonicenses 5 : 16 – 17

- Vendrá otra vez para juzgar la humanidad


42 Y nos encargó que predicásemos al pueblo, y testificásemos solemnemente que él es el designado por Dios como Juez de vivos y muertos.

Hechos 10 : 42

10 Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno recoja según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

2 Corintios 5 : 10

1 Te encargo solemnemente delante de Dios y del Señor Jesucristo, que va a juzgar a los vivos y a los muertos por su manifestación y por su reino.

2 Timoteo 4 : 1





NUESTRO PADRE Y SEÑOR JESUCRISTO “ DIOS “ Y EL PADRE NUESTRO
EN SU IDIOMA ORIGINAL EL ARAMEO


ABUNA DI BISHEMAYA
Padre nuestro que estás en el cielo,
ITQADDASH SHEMAK,
santificado sea tu nombre,
TETE MALKUTAK
venga a nosotros tu reino,
TIT'ABED RE'UTAK
hágase tu voluntad
KEDI BI SHEMAYA KAN BA AR'A
en la tierra como en el cielo.
LAJMANA HAB LANA SEKOM YOM BEYOMA
Danos hoy nuestro pan de cada día,
U SHEBOK LANA JOBEINA
perdona nuestras ofensas
KEDI AF ANAJNA SHEBAKNA LEJEIBINA
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
WEAL TA'ALNA LENISION,
no nos dejes caer en la tentación
ELA PESHINA MIN BISHA.
y líbranos del mal. Amén.

1 Ahora bien, la fe es la firme seguridad de las realidades que se esperan, la prueba convincente de lo que no se ve.

Hebreos 11:1

15 Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si ha cometido pecados, le serán perdonados.

Santiago ( Stg 5:15 )

23 Paz sea a los hermanos, y amor con fe, de parte de Dios Padre y del Señor Jesucristo.

Efesios 6 : 23

Atentamente ,

Adone II


Las fotos de Adone II Bellardi Oliveros

  • Añadir fotos
  • Ver todos

El blog de Adone II Bellardi Oliveros

Hermoso Tema del Matrimonio Basado en La Palabra de Dios :)

Publicado el julio 5, 2011 a las 7:15am 0 Comentarios

1ra Parte

 

A. Dios y el matrimonio

 

1. Dios honra el matrimonio

 

- Lo estableciò en el huerto de Edèn ( Gènesis 2 : 18 , 21 - 24 )

 

18 Y dijo Jehovà Dios : No es bueno que el hombre estè solo ; le harè ayuda idonea para èl .

21 Entonces Jehovà Dios hizo caer sueño profundo sobre Adàn , y mientras èste dormìa , tomò una de sus costillas , y cerrò la carne en su lugar . 22 Y de la costilla que Jehovà Dios tomò del…

Continuar

Te Sientes Hoy Deprimido (a) ?

Publicado el junio 4, 2011 a las 10:03am 0 Comentarios

- Caer en la desesperanza ante los problemas de la vida



A. Ejemplos de personas con depresión



- Moisés



10 Y oyó Moisés al pueblo, que lloraba por sus familias, cada uno a la puerta de su tienda; y la ira de Jehová se encendió en gran manera; también le pareció mal a Moisés.

11 Y dijo Moisés a Jehová: ¿ Por qué tratas mal a tu siervo ?, y ¿ por qué no he hallado gracia en tus ojos, que has puesto la carga de todo este pueblo sobre mí ?

12 ¿ Concebí yo a… Continuar

Santa Cena :)

Publicado el junio 4, 2011 a las 9:59am 0 Comentarios

- La comida sacramental del pueblo de Dios

A. Títulos para esta comida

- La Cena del Señor

20 Cuando, pues, os reunís vosotros, eso no es comer la cena del Señor.

1 Corintios 11 : 20

- El partimiento de pan

42 Y se ocupaban asiduamente en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

Hechos 2 : 42

7 El primer día de la semana, estando reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo conversaba… Continuar

Sanidad :)

Publicado el junio 4, 2011 a las 9:48am 0 Comentarios

A. Funciones de la sanidad

1.- Dios es el que sana

39 Ved ahora que sólo yo soy,

Y no hay dioses conmigo;

Yo hago morir, y yo hago vivir;

Yo hiero, y yo sano;

Y no hay quien pueda librar de mi mano.

Deuteronomio 32 : 39

3 Él es quien perdona todas tus iniquidades,

El que sana todas tus dolencias;

Salmo 103 : 3

17 Pues yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque te llamaron desechada, diciendo: Ésta es Sión, de… Continuar

Comentario (6 comentarios)

Necesitas ser un miembro de CristianoBook para añadir comentarios!

Participar en CristianoBook

A las 2:52pm del septiembre 12, 2011, rita prado dijo...

QUE LA PAZ DE DIOS SEA CON TODOS USTEDES
____________,✬.*`,✳.*`,✬.
_________,✬.*`,✳.*`,✬.JEHOVA ES MI PASTOR
______,✬.*`,✳.*`,✬.Y NADA ME FALTARA
..___,✬.*`,✳.*`,✬.
.__,✬.*`,✳.*`,✬.Y SI DIOS ES
_,✬.*`,✳.*`,✬. POR NOSOTROS
,✬.*`,✳.*`,✬. QUIEN CONTRA NOSOTROS???
✬.*`,✳.*`,✬.
✬.*`,✳.*`,✬.JEHOVA ES LA FORTALEZA DE MI
✬.*`,✳.*`,✬.VIDA DE QUIEN HE DE ATEMORIZARME
✬.*`,✳.*`,✬.
✬.*`,✳.*`,✬.EL ES EL ALFA Y EL OMEGA,EL PRINCIPIO Y EL FIN
,✬.*`,✳.*`,✬.
_,✬.*`,✳.*`,✬.Y SABES QUE A TODOS
__,✬.*`,✳.*`,✬.LOS QUE AMAN A DIOS TODAS
____,✬.*`,✳.*`,✬. LAS COSAS OBRA PARA BIEN!!!
______,✬.*`,✳.*`,✬.
_________,✬.*`,✳.*`,✬.PORQUE DE EL Y PARA EL SON TODAS LAS COSAS
____________,✬.*`,✳.*`,✬.
________________,✬.*`,✳.*`,✬ ♥*SOLO ESFUERZATE Y SE VALIENTE
DIOS TE BENDIGA AHORA Y SIEMPRE RECUERDA QUE CRISTO TE AMA....BENDICIONES!!

A las 10:00pm del enero 23, 2011, Nancy Lugo C. dijo...

Hola Hermano Adone. Dios continue bendiciendole.

Le animo a seguir adelante en este proyecto, NO le demos lugar al Diablo  para que nos arrebate la Bendición de  aprender más de la Palabra de Dios a través de este mediio.

Si ha tenido o tiene alguna dificultad o duda con las asignaciones, puede consultar a cualquier miembro, que le asseguro estaremos dispuestos a ayudarnos.

Su hermana en Cristo,

Nancy

Maracay, Aragua, Venezuela
A las 2:23pm del diciembre 31, 2010, Erika Castillo dijo...
Eeeeeey Bendiciones para este año que inicia.... un gran abrazo y la paz de nuestro Dios este en todo momento en tu vida :)
A las 4:11pm del diciembre 30, 2010, LEIDY JOHANNA BETANCOURT dijo...
GRACIAS POR LA SOLICITUD Y DIOS LO BENDIGA
A las 10:47am del diciembre 29, 2010, karen de la cruz dijo...
A las 10:46am del diciembre 29, 2010, karen de la cruz dijo...
 
 
 

© 2017   Creado por Pablo Roman Caballero.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio